domingo, 1 de febrero de 2015

Cuando las historias se cruzan... Xico y la Ciudad de México

No hay duda que el centro histórico de la Ciudad de México alberga muchos elementos arquitectónicos, culturales y sociales desde hace mucho tiempo. Con todo y las aplanadoras de modernidad y progreso, se han podido conservar muchos elementos de fuerte carga histórica, caminar por sus calles es empaparse de diversos momentos, personas y épocas.
Hace muchos años cuando era muy pequeño, en los libros de Historia de México de la primaria recuerdo haber observado una fotografía fascinante, en ella se mostraba la esquina de una casa colonial (República de El Salvador y José María Pino Suárez) por demás interesante. La casa con muros de piedra chiluca mostraba en la base un pesado monolito con la forma de las fauces de una serpiente. Según las interpretaciones de la arqueología el monolito formaba parte del antiguo centro ceremonial de la capital del antiguo imperio azteca. El libro de texto de primaria explicaba cómo la ciudad de México se construyó sobre la antigua ciudad de los guerreros/sacerdotes aztecas. La foto llamaba mucho la atención.





La esquina tal como se ve ahora, impresionante cómo la Historia de la ciudad de México comenzó a construirse sobre la vieja ciudad de Tenochtitlan. Es una forma de dejar lo viejo y hacer un nuevo comienzo con todo y sus complejas implicaciones.

Ahora bien ¿Qué tiene que ver todo esto con este blog sobre una región alejada? Al principio parecía que nada, de hecho muchos años pasaron antes que me encontrara con dicha relación. Esta antigua casa de la ciudad de México perteneció originalmente a un primo de Hernán Cortés, el licenciado Juan Altamirano, cuyos herederos terminaron vendiéndola a otras personas. Para 1779 la casa fue comprada por los Condes de Santiago de Calimaya quienes la terminaron decorando y reconstruyendo su interior. Posteriormente a esos años esta casa de nobleza novohispana había incorporado a sus bienes el Mayorazgo de la Higuera.
El Mayorazgo de la Higuera, fue una antigua institución novohispana fundada por la familia Hernández de la Higuera sobre los bienes que comenzó a producir en la región de Xalapa. Sus tierras iban desde la zona de Jalcomulco (en la tierra caliente) hasta la zona de Coatepec y Xico. Para finales del siglo XVIII el dueño de las tierras del mayorazgo habitaba esta interesante casa en la ciudad de México.

Desde hace mucho tiempo atrás de esto el antiguo pueblo de indios de Xico reclamó la propiedad de las tierras de San Marcos en los tribunales de Nueva España (Juzgado general de Indios y la Real Audiencia de México). Las tierras declararon habían pertenecido a su pueblo desde épocas prehispánicas. Éstas formaron parte del antiguo altépetl xiqueño, pero los movimientos territoriales de la época colonial (epidemias y congregaciones) habían dejado la tierra desocupada, la cual fue otorgada en merced real a la familia Hernández de la Higuera, e incorporada al condado de Santiago de Calimaya en el siglo XVIII.
Cabe mencionar que las causas y alegatos surgidos a lo largo de 400 años tuvieron marcados matices (algunos se hicieron porque la comunidad de Xico ya había rentado sus demás tierras, otros por necesidad de recoger más tributos de los que habitaban en ese sitio. Asimismo los protagonistas en cada pugna fueron diferentes, en el siglo XVII las acusaciones iban sobre el titular del Mayorazgo de la Higuera, para finales del siglo XVIII e inicios del XIX las acusaciones obran sobre el titular del condado de Calimaya, ambos declarados como dueños de las tierras de San Marcos.

Portales cerca del parque Hidalgo en Xico, veracruz. En uno de ellos se puede apreciar una referencia a los Condes de Santiago de Calimaya, dueños de la casona antigua de arriba.


El cerro de Acamalín desde la parroquia de Xico, veracruz. A sus faldas se econtraban las tierras de San Marcos reclamadas por la república de indios de Xico y los Condes de Santiago de Calimaya


Esta historia de pugnas y reclamos en los juzgados, propiciaron muchos viajes de representantes de Xico a la ciudad de México (a comparecencias y a alegatos), asimismo los abogados del Conde acudían al juzgado a defenderse. Esta pugna seguramente duró tantos años por la indecisión de la Corona ante dos cuerpos con privilegios (tanto los pueblos de indios como la nobleza novohispana los tuvieron). Pero sin duda conformó una interesante Historia que a futuras entradas trataremos de explicar más detenidamente.

Al final de cuentas se puede observar cómo una antiguo (y justificado) reclamo de tierras mantuvo durante varios años una relación entre los pobladores de Xico, en la región de Xalapa, con esta interesante casa que hoy alberga el Museo de la Ciudad de México.

Tomada de: www.agu.df.gob.mx
Tomado de Trip Advisor Mexico 
http://www.tripadvisor.com.mx/Attraction_Review-g150800-d218975-Reviews-Museum_of_the_City_of_Mexico_Museo_de_la_Ciudad_de_Mexico-Mexico_City_Central_Mexi.html

No hay comentarios.: